25 de octubre de 2014

Nunca renuncies a tus sueños

«A los 20 años tenía un laburo, vendía zapatillas en un local de Longchamps. Un día le conté a mi jefe que quería estudiar cine. Él me dijo muy sarcástico "¡Nunca vas a salir de Longchamps, no te gastes!". Ese día renuncié, estudié cine y hoy trabajo de lo que me gusta. Asi que si alguien te dice algo parecido, mirálo fijo y gritale "¡Chupala, cornudo!"

–Carlos De la Fuente.

Acerca de mi trabajo

«Sé que mis películas no son 'Titanic' ni 'Avatar'. Sé que no tienen súper efectos y tampoco un HD hermoso que deslumbra. Pero llevan algo que pocas tienen: la certeza de que me divertí escribiéndolas, filmándolas y mirándolas, usando caretas de plástico y armas de juguete; extraterrestres de látex y ovnis de cotillón. Si puedo provocarte una sonrisa y por un ratito darte la alegría de reirte como un niño, mis películas habrán cumplido su objetivo.»

–Carlos De la Fuente.