10 de marzo de 2015

Cómo se mide el éxito

«En ocasiones te cruzás con gente que te hace sentir una mierda, que no valés un peso, que hagas lo que hagas siempre fracasarás. Esa gente disfruta tu dolor, tu agonía y tu desdicha. Es una lástima porque, hagan lo que hagan, uno siempre triunfa haciendo lo que le gusta, mal o bien, y la pasa genial. El éxito no se cuenta en billetes, se cuenta en sonrisas. ¡Y de esas tengo un montón!»

–Carlos De la Fuente.